jueves, 17 de abril de 2008

El vitral

La quietud se interrumpe
y se rompe de pronto el vitral
que adorna tu templo

y veo caer los vidrios de mil colores
al suelo sin fin

Y los veo a ellos,
atados,
golpeando con su cuerpo el cristal
una y otra vez, como autistas obligados.

Se confunden los colores rojos del vidrio
con la sangre que brota de sus almas


Y los veo…son pocos…son muchos,
no importa cuántos,
son y eso es lo que importa.

Por Hindu Anderi,
Abril, 2008.

2 comentarios:

Nicolás Rivera dijo...

Hola, muy hermosos tus poemas. Atte. Nicolás Rivera

Yosmary dijo...

Hola Hindu,

Excelente que FIPP tome la palabra en la AN!

Voy a escribirte al correo porque estamos realizando jornadas temáticas y quisiera -si es posible- que vinieras a Carabobo para seguir informando a las comunidades de la situación Palestina.

Yosmary